viernes, septiembre 24

happiness is a warm gun.

                  
Y, acaso sin sentido con plena conciencia (pensaba Bruno), no veía el momento de bajar al río y de sentarse de nuevo en el mismo banco, como se quiere repetir un acontecimiento reiterando las fórmulas mágicas que lo provocaron por primera vez; e ignorando, claro, hasta qué punto aquel lunes, que para él había sido perfecto, para Alejandra había sido sordamente angustioso; de modo que los mismos hechos que repitiéndose constituían para él motivo de felicidad, para ella eran causa de desasosiego; fuera de que siempre es levemente siniestro volver a los lugares que han sido testigos de un instante de perfección.


2 comentarios:

Chuchu dijo...

"Al lugar donde has sido feliz,
no debieras tratar de volver"

Dice una canción muy linda de Sabina, y es cierto, quizás no sea todo tan cíclico, y no vuelva a darse todo como la primera vez, quizás....

Buen finde Mel :)
Beso grande grande !

David Lepe dijo...

maravilloso texto...
memorias rebotaron en mí