miércoles, febrero 23

"CV" que se complica un poco.

Creí siempre en los milagros, pero nunca pensé que podían pasarme a mi. Y saben qué? armé mi Curriculum, (se puede escuchar de fondo ALELUYA del señor de los cielos, soundtrack). Y costó.. costó.

Okay, no me quebré un dedo al intentar tipearlo, ni se cortó la luz, y mi cabeza tampoco explotó (lo intenté pero no funcionó). Pero si me sentí como la tortuga Manuelita en una maratón: me llevó mas de dos días terminar un simple archivo de Word de dos páginas... todo para qué? para que quede mas vacio que el cerebro de Karina Olga.

Como no tenía la menor idea de qué formato usar, Mr Google (ya hicimos las pases, ya se desenamoró de San Valentín el capo), me tiró unas páginas con "plantillas" de CV. Y ahi fue cuando la desconformidad femenina poseyó mi cuerpo y no sabía cuál elegir. Obviamente, no hace falta aclarar que en vez de contenido me fijaba en los colores, la fuente de las letras y si estaba copado... Me parece que ya saben que me faltan los jugadores, los arcos, la cancha y hasta el terreno, no?.

Cuando me autopegué un cortito en la nuca y elegí la plantilla, ya estaba totalmente agotada mentalmente y sentía olor a quemado: si, era mi cabeza. Pero seguí y seguí y seguí. Y me encontré en pampa y la vía, en bolas y con un cartel de "gratis"...

Traté de poner primera pero mi cerebro estaba estancado (igual no es tan complicado lograr eso, aviso). Lo único que había podido escribir era... MI NOMBRE.

De todas formas, pude avanzar (les dije que esto fue un milagro) y llegué a la parte de "Formación Académica". Me di cuenta que en esa parte además de agregar los años de secundaria y los de facultad que estoy cursando empecé a evaluar si los cursitos de porcelana fría, los de aprender a tejer y los de clases de salsa servían. Pero no, me contuve con una Aduana en los dedos y dejé esas cosas para mis adentros. MENOS MAL!!!.

Pero no termina todo ahi, de Guatemala a Guatepeor. Y dónde es que llegué? al maldito espacio asignado a Experiencia Laboral. Heavy. Ahi es donde quise gambetear como Orteguita y lo único que conseguí extraer de mi cabecita como "trabajo" fue ese único día que trabajé con mi papá. Si, fue único, porque me mandaron al puerto, se olvidaron de entregarme un libredeuda, tuve que volver a la oficina 5 veces, bajé 40 kilos y casi fui violada por mas de 4 camioneros portuarios que le daban a cualquier ente que tenga pulso (sin distinción de raza, sexo y especie)... terminé a las 13 hs almorzando con el y contestando a su inocente pregunta de: "volvés a venir mañana?" con un amable (mentira) NO. Pobre papá, igual le salí mas cara ese día con todo lo que morfé que si me hubiese pagado un sueldo.

A lo largo de esta "operación curriculum vitaelar" tuve dudas, si, muchas dudas... una gran gran gran gran gran pregunta existencial fue: le agrego foto o no?. Me tiré al si, y lo único que encontré "potable" en mis imágenes fue una Melany con cara de dormida, obviamente tuve que descartar las fotos poser queriendo parecerme a Pampita y obteniendo un resultado similar a Peter de Sin Codificar (empiezan con P los dos al menos), las destroy de fiestas con amigos/as y cara de "me pasó el roca por encima" y las de playa mostrando la depresión central llanera que tengo por delantera. Intenté sacarme alguna seria pero parecía sacada de un archivo de la Cárcel de Ezeiza. No hace falta aclarar que no incluí foto, no?.

Y llegué al "casi" final. Ahí donde uno pone qué sabe de informática y qué no. Quise agregarle Picassa, Windows Movie Maker, Facebook, Twitter y Blogspot. Pero creo que eso no les importa, no?. No? Ufa.

Cuando lo terminé, y quedó mas o menos presentable... algo así como el peluquín de Soldán... me di cuenta de algo. Algo clave. Algo que chocaba con ese clima profesional que quise poner y muy bien no me había salido, pero era un intento al menos. El gran detalle era mi dirección de e-mail. No flaca, NO!!! un consejo: poner una dirección de mail que diga: melany_lavichita, lagauchitafiestera_69 o meri_lamaskpa no cotiza. Asi que tuve que hacerme una seria con mi apellido. Ahora que lo pienso, hacer un curriculum es madurar... y apesta... ya siento el olor a naftalina en mi cuerpo.

Y todo esto para qué? para ir un día a una entrevista, que el empleador se divierta con tu CV o lo use de borrador, que la persona que te tome el psicotécnico te haga dibujar al nene debajo de la lluvia (y si te olvidás de ponerle el paragüas te regale el free-pass al Borda) y te digan que "te llaman en los próximos días", otra mentira mas grande que "no va a doler", "el lunes empiezo la dieta" y "mañana dejo el pucho, en serio, lo dejo".


Definitivamente, hoy mas que nunca: porque yoooo, no quiero trabajar, no quiero ir a estudiar, no me quiero casar!!!. Hasta la próxima, cosas lindas!.


lunes, febrero 14

"Suck" Valentín.

No tengo nada en contra del amor, los enamorados, los novios acaramelados y la cursilería (detector de mentiras: mode on). Pero esto de San Valentín me tiene mas cansada que Mr Músculo después de haber ayudado a 20 amas de casa.


Puedo decir que tengo varias razones para este odio (tan) irracional, peeeeeero, lo sufro. Sufro el hecho de que un día represente a los "enamorados", y me pasa lo mismo con esos días que son para los padres, las madres, los niños y los arqueros. Es lo comercial lo que me saca.

Otros ejemplos?... días como: el festejo de "San Patricio", donde vas a los bares de Reconquista y tenés una jauría de ebrios y agotamiento visual por el verde de sus remeras. Donde hay intentos de mujeres que tienen mas alcohol adentro que sangre y se cuelgan a los postes de luz para demostrar un baile "en el caño" con riesgo a electrocución. Los "Halloween", y tener que bancarme a los muchachines de mi vecindario tocándome la puerta para pedir caramelos (ya tengo una estrategia para el año entrante, quieren caramelos? ok, les voy a dar los media hora... que son mas feos que Mick Jagger mordiendo un limón). Pero el que hoy se gana el premio al día marketinero mas desagradable es: SAN VALENTÍN.

No soy resentida, no tengo la culpa de nunca haberlo festejado, o de siempre haber estado soltera en el verano (soundtrack: somo' lo' pirata).. pero si alguna vez me encuentran de novia (sisi, a veces el señor hace milagros) y festejando San Valentín... no lo duden: hagan de cuenta que soy Giordano y péguenme un tiro.

A ver, a ver, a ver... señores enamorados, por qué salen a relucir su amor por las calles porteñas? por qué me dan náuseas sus "cuchi cuchi", "terroncito de azúcar" y "cucuruchito de dulce de leche con chocolate"?... qué hice yo para merecer escuchar eso? por si no lo saben... prefiero escuchar un compilado con canciones de Damas Gratis mechaditas con las de Ri"pardo" Arjona que intoxicar mis oídos con sus apoditos empalagosss... un consejo: por qué no se quedan en un cuarto "dándose amor" y LISTO!.

Señores comerciantes... qué necesidad hay de apestar los locales con corazones rojos pegados por todas partes?, disculpen pero... se los auspicia Favaloro o simplemente desean que me agarre una hemorragia visual?.

Y qué pasa con el incremento de personas que se agarran de las manos en las calles?,  de repente todos nos amamos y todos estamos enamorados? si quieren caminar por parques todo bien, pero si me agarran en Piedras corriendo porque tengo que ir a comprar un apunte y necesito llegar a hora y se me ponen adelante agarraditos... hacer scrum se me complica un toque mas.

Y los productos edición San Valentín?: los celulares rojos y rosas con corazones, los bombones con forma de besitos, y hasta el perro dálmata con manchas en forma de corazón, PERO PERO PERO por qué tengo que esperar al 14 de febrero para que me regales algo y para que me digas que me amás?... Si, soy el Grinch de San Valentín.

En serio che, no sean taaaaan egoístas che: piensen que mientras están todos ustedes festejando de la manito y provocando náuseas a la humanidad... estamos los solteros, los solitarios, los que consideramos que nuestro perro es el amor de nuestra vida y los que nos conformamos con una palmadita en la espalda de un buen amigo de vez en cuando. Téngannos compasión! y aflojen con la cursilería pública.


Y mención especial a: Mr Google (se me cayó un ídolo)... me cansaste!, vendido, corré porque si te llego a agarrar... mamma mia... tenés menos futuro que Pavarotti bailando el hula hula:



Hasta la próxima, sean felices y no se atraganten con tantos corazones, POR LAS BARBAS DE MERLÍN!.

viernes, febrero 11

Cumpleañeando.

Colgué mucho... lo que pasa es que viene febrero y ahi es cuando caigo en la cuenta de que en un mes lo mas tarde que me puedo despertar es a las 6.30, comienza el tercer año consecutivo de viajar en subte, esquivar palomas, mirar las caras de dormidos de mis compañeros y comprar apuntes y resaltadores.... ay, pero qué lindo!. Al menos acabo de entrar a la página y me enteré de que empiezo el 14 de marzo... Y tengo casi un mes de vacas de invierno (soy un desastre, ya me estoy fijando en eso!).

Whatever, esta semanita la ocupé "cumpleañeando". Tres cumpleaños en tres días, fue demasiado para mi. Y lo peor: uno fue en casa!. Ojo, no es que no me guste recibir gente, peeeeeeeeeeero, que vengan mas de 30 personas... ahi si cambia la cosa, entre que la forma de comunicarse pasa del habla al grito, y siempre se toca un tema de esos tabú: política, religión y agrego uno: fútbol... no pretendan que me guste mucho.

Si, siempre esta el familiar que te sale con cómo esta la economía, la inflación, Cristina, las pseudo-playas de Macri, la salud mental de la Carrió y la mafia que encarna Duhalde... todo esto se traduce a: PROBLEMAS, seguido de GRITOS, seguido de DISCUSIONES seguido de un familiar que se levanta de la silla para imponerse y ahi es cuando todo termina con el "no, no se puede hablar con vos", y suena la campana, terminó el round. Sinceramente, antes me preocupaba y pensaba que estan situaciones eran mas peligrosas que la resaca de Chuck Norris, pero ahora me lo tomo con humor, y hasta los filmaría.. un día de estos me animo.

Otra cosa algo tormentosa de los cumpleaños es llegar tarde y tener que saludar a todos, interrumpirlos cuando estan por clavarse un bocadito, o tocarle el hombro 500 veces para que se den cuenta que estás esperando por saludarlos. Por eso siempre trato de llegar mas o menos temprano, llegar re temprano tampoco garpa, eh, no si no querés acomodar la mesa, poner los manteles, y colaborar con el "pre-cumple".

Otra cosa que no cotiza es la canción del "feliz cumpleaños", la cara del cumpleañero (que es la cara de la nada misma, esa cara que intenta poner cara de algo pero no le sale absolutamente otra cosa que no sea esa cara, una cara indefinible), que nunca se diga el mismo nombre porque mientras unos gritan "tio pepe", otros esta diciendo "pepito", y una minoría canta "rodolfito", que se tenga que repetir 5 veces porque hay 5 nenes distintos que quieren soplar las velas, y que las velas nunca se apaguen, es increíble, tienen mas vida que la Pradón.

Pero no todas son cosas malas, nonono, la comida, la bendita comida, qué sería de los cumpleaños sin comida? definitivamente nadie iría. De hecho es la principal razón por la que nunca falto a ningún cumpleaños. Las pizzas, los sandwich de miga, los chips de jamón y queso, las cazuelas de pasta, las tortas, los cucuruchos con dulce de leche, los helados... un cumpleaños sin eso, no es cumpleaños. Aparte todos sabemos que funcionan como una especie de trueque: yo te doy un regalo y te como todo lo que ponés en la mesa y MAS. (Perdonen, Luisito de Cuestión de peso me sale de adentro, y últimamente con mas regularidad).

Pero, lo malo de la cuestión "comida" es cuando el cumpleaños es en tu casa, y te sigue sobrando 4 días después, ahi es cuando te jugarías un picadito con una pelota hecha de sandwich de miga, y utilizarías las tortas que sobraron para "autotirártelas". Ojo, que la torta también tiene otras cuestiones en si que involucran a la servilleta: NO, les juro que no es cómodo comer una porción de torta con papel pegada sin cuchara... no sean ratas y compren las de plástico al menos.. gilastrunes.

Lo bueno de mi familia es que pasamos una etapa de transición constante: al comienzo invitábamos hasta a los vecinos, al hijo del empleado conocido, al del supermercado chino y hasta al del peaje de la autopista, mas o menos. Ahora estamos un poco mas exquisitos y nos bancamos entre nosotros... (o el problema es que ya no nos bancamos ni entre nosotros, imaginate si hay gente push up? naaaa, te la regalo).

Pero bueno, sobreviví a 3 cumpleaños. Me siento mas pesada que los sims 2... Si, pero me traje un pedazo de torta y eso me hace asumir que soy mas feliz que Ricardo Montaner.

Que tengan un lindo finde muchachines. Cualquier cosa... chiflan-me.

viernes, febrero 4

La caja boba.

Sentarse media hora en el sillón y ponerse a ver tele (sin antes meter un dvd de alguna peli o serie) trae sus efectos colaterales. Una de dos: quedás medio bobo (mas de lo que uno ya es por naturaleza) o notás que tu cabeza va adquiriendo forma de televisión... Heavy.
Mas allá de las metáforas, en media hora tomé conciencia (desde un punto de vista totalmente inconciente) de lo que uno ve y de lo que la querida tele nos transmite.

Empecemos por la programación, si, tenemos variedad, para todos los gustos.
Los programas matutinos, donde te ponen 5 entes unineuronales reunidos en una especie de mesa enorme con mate y revistas cholulas, una escenografía barata y mucha cara de dormido mal maquillada... pero como uno no puede estar muy lúcido a las 9 de la mañana, un tape hablando de las hermanas Escudero te resulta hasta interesante...

Los noticieros, qué caso serio... mechan las noticias tan pero tan optimistas con reportajes a casos extraordinarios: la mina que tuvo 10 embarazos en 9 años, el hombre araña que escala edificios, el que mide mas de 3 metros y la albina a la que le salió una cana... azul.

Después tenemos los programas de chimento, qué encontramos ahi? a los intentos de mujer-vedette-ser humano, compuestos por 50% de metacrilato en sangre y 50% silicona, hablando de cuánto cobra esa, con quién se arrancó las mechas otra o quién se tragó una pestaña postiza antes de salir a escena. Hay que agradecer cuando no se ve al muñeco de plástico de Ricky Fort acusando nueva novia paga, a los Süller y sus infinitos problemas psicológicos (y a Tomasito, que trabaja menos que los reyes Magos) o a Zulma Lobato a punto de estrolarse contra el piso por "bailar" en una escalera. Me pregunto... cómo puede quedar uno bien después de ver todo esto?!!!!!

Los reality shows, qué necesidad tengo de ver 20 tipos cortos de mente encerrados, conviviendo, discutiendo, peleando?... para todo eso ya tengo mi casa... somos 3 pero parecemos 500. Aparte todo para qué? para lograr un ganador y para ver cómo desaparece al cabo de una semana. Yo creo que deberían hacer un sindicato para los marginados que salieron de los realities y disfrutaron una fama efímera... si, y cuando los tenemos ahí todos juntos me llaman y yo llevo las bombas (perdón, es un sueño che, algún día se me va a dar).

Y las telenovelas... no hay telenovela sin embarazo falso de loca neurótica, sin el macho de cuerpo explosivo pero 0 cerebro y 0 inversión en clases de actuación, la mucama que enamora al "patrón", la casi muerte de los protagonistas internados en hospitales que tienen menos de hospital que yo de persona racional, el muerto que volvió a la vida porque en realidad nunca se había muerto y estaba encerrado en una casa en una selva drogado por una tribu Yaqui. Aparte, qué tenemos como actores? a Pablo Echarri que tiene cara de adicto a la heroina, Luciano Castro que lo único que lo salvan son los rulos, ya que tienen mas vida que su cara, Nicolas Cabré y su personaje cargado de histeria, ira y nervios, Juanita Viale que tiene menos expresión que una piedra (me recuerda a Karina Jelinek haciendo cara de mala-buena-triste-contenta, la única que le salía bien era la de gato). Na, basta.

No hace falta que hable de Mirta Legrand y sus almuerzos arcaicos, como si resultase interesante ver como la niña Loly habla de su carrera.... (carrera ??????). Creo que debería tomarse en serio esa promesa que tiene cada temporada de "este es mi último año"... alguna vez se puede conceder?, jubilate Mirta.

Ni de los call show, los programas que aparecen a las 2 de la mañana con una mujer versión beta esperando que adivines el nombre de mujer con las letras mezcladas, la ciudad de la costa o cuántos circulos hay. Me irrita, parece que a la mina que eligen la buscan con voz de pito, nada de voces aterciopeladas.. y el fondo hecho con computadora que se mueve psicodélicamente me causa depresión visual. Así te vas a dormir mas acelerado que el correcaminos.

Como si toda esta programación no fuese poco, llega el espacio publicitario y uno cree que ahi puede distenderse... craso error, entre las publicidades de Activia y la palabra "tránsito lento" cuando uno esta cenando, las de falsos odontólogos que te recomiendan pastas dentales, las de las mujeres sufriendo parálisis facial y posible ataque cerebral por tener el pelo abultado por la humedad, los noteros que caen a una casa "al azar" y recomiendan suavizante... volviendo a la semana y recibiendo las gracias de la señora tipo por haberle dejado la ropa blanca, y las de "mandá kama" al 2020 para recibir los mejores consejos sexuales PERO QUÉ CARAJO?!!!!!, (igual de todos esos la que mas me saca es la que te enseña a manejar, cómo podés aprender eso con un sms?, y hay gente que los manda????!!!!!, qué país generoso).

Bueno, basta, me voy... pero no sin antes hacer una mención especial:
Si, al notero cargado de testosterona y con mas temperatura que horno de McDonalds de Crónica.:


SI, VOS, GIL, te llego a ver en la calle y ahi si se me escapa una piña directa en tu ojo derecho. No podés darme mas asco porque no me das mas tiempo. Te estoy avisando.


Ahora si, un beso a todos. Y vamos a ver si le damos un poquito mas de bola a esta foto...


Les aseguro que el tiempo "gastado" sentado en un sillón viendo tele, tiene muchísimas mas formas de ser "invertido" en cosas que valen la pena, como por ejemplo, vivir un poco mas, no?. Solo un consejito.. Take it or leave it. Hasta la próxima garotinhos.