sábado, julio 16

Fuera finales, por favor te lo pido, ISABEL!!!!.

Julio, cómo odio el mes de julio!!. Odio el frío de julio, la humedad de julio, las noches de julio, las mañanas oscuras de julio, y también odio a los que se llaman Julio, por el simple hecho de tener un nombre que me recuerde a un mes detestable (acá es cuando salta la asociación defensora de Julios, tengo mas suerte yo).

Y como si julio no tuviese ya muchísimas cosas feas encima, le agregamos algo que se crea para rompernos bien el huesito dulce y mantenernos encerrados durante horas... días... semanas y hasta meses: los finales. Quién los creó? no sé, pero seguro fue algún que otro gil parecido a Sarmiento, con mucho tiempo al pepe y ganas de atentar con la vida social de las personas.

Los finales, ay, benditos finales. Uno/a se la pasa cuatro meses yendo a la facultad todas las agradables mañanas, bancándose el tufo del subte, fumándose a algunos compañeros medio gilastrunes que te incentivan todo el tiempo a querer sacar el Tano Pasman que hay en vos, soportando el mal humor del profesor que se levantó ovárico y te usa de bolsa de box, todo para qué? para que llegue Julito querido y tengas que encerrarte cual chinito explotado en fábrica de Nike. No way.

Pero bue, todos pasamos por estas etapas... Al principio, buscamos motivación donde sea, nos auto-prometemos que si aprobamos después reventamos la noche, nos tomamos hasta la transpiración del chabón de musculosa blanca que baile cerca nuestro (en cada boliche bonaerense te encontrás un especimen así) y volvemos con 5 hijos de desconocidos, mínimo. Nos aferramos a esos deseos de fiesta densenfrenada y joda, y le ponemos onda... (ACLARACIÓN: en mi caso "poner onda" se traduce en comprar resaltadores de muchos colores y hacerle dibujos a los apuntes, modo hueca ON).

Cuando empezamos a leer, siempre hay algo que nos distrae: la manchita en la pared que se parece a la cara de Carlitos Balá, el ruidito del tic tac del reloj nos recuerda a una canción de Miranda o nos ponemos a acomodar esa montaña de ropa en la cual probablemente adentro haya vida humana. Heavy.

Pero si algo pasa rápido es el tiempo, y ahi es cuando caés en la cuenta que hace 3 horas estás sentado/a con los apuntes en la mano, pero... los ojos en la tele viendo el programa de Rial. Qué aprendiste? que la Escudero se atragantó con lácteos, que Fort admitió su pasión por las galletitas y que Graciela Alfano duerme en el Borda. Super interesante, no?... pero no creo que te sirva para contestar esas 5 preguntitas de Integración...

Sumado a eso, siempre pasan cosas interesantes cuando vos tenés que estudiar: se estrena la última peli de Harry Potter (la cual esperás desde que tenés 13 años y creciste, inocentemente, pensando que te iba a caer la cartita de Hogwarts.. pero seguro que Hedwig se la tragó sin querer), tu mejor amiga cumple años y lo festeja a lo grande (trae hasta a Rodri Guirao Diaz dentro de una torta) y tocan los Red Hot al lado de tu casa... si... los Red Hot de Villa Marteli. Whatever.

Y bue, asi ya se hacen las 2 de la matina... y estás en tu cama, con 500 apuntes que no sabés si Dumbledore te los tiró del cielo, a punto de llorar de la desesperación, considerando en dejar la carrera y hacerte botinera-taxi boy... total todavía no estás tan cachuzo/a y algunos mangos seguro te hacés... Intentás leer pero las letritas te dan vueltas y te ponés a pensar en cuánto calza Guido Kaczka, si Forlán se tiñe el pelo y qué es de la vida de Cristian U... Para qué??, qué necesidad, champion?

Y llega el día: caés a la facultad con un aspecto aceptable... si, aceptable para protagonizar la nueva versión de Thriller de Michael Jackson, o al menos un papel en la saga de Crepúsculo (por las ojeras y la palidez en exceso, claramente). Tus compañeros estan igual que vos... tienen menos vida que Pinocho, y comparten la actitud de "lo doy todo por un 4"... si, hasta ponerse en 4. 

Tanto sacrificio, tanto estrés mental, tanta tristeza, tanto tiempo perdido, para que en una hora te liquiden y te vayas con un nivel felicidad Riquelme-Ricardo Montaner o con actitud pro-suicidio porque no llegaste ni al 4, GILASTRÚN!.


De todas formas, mucha merde en sus exámenes, y luego, disfruten sus vacaciones!. See ya later.