martes, marzo 20

Los "fenómenos" no fenómenos.

Vuelvo, porque si, extrañaba esto, y si... admito que los extrañaba un poco, la verdad no sé si son personas, aliens o "indios latinos con guitarra eléctrica" pero sus palabras siempre me transmitieron cosas lindas y la verdad que los necesitaba.

Buen, qué hice en todo este tiempo?, básicamente NADA. Sigo siendo una ladri que ya no va a la facultad porque obtuvo su título tan preciado (Y VAMO' CARAJO!!!) y... básicamente labura de "hija", "hermana", "nieta" y ahora "novia" (siiii, chicos, Melucha se enamoró perdidamente, una cursi)... y les juro, que la suma de todo eso es un trabajo hermoso pero agotador!!!... de todas formas lo sigo recomendando, peor es ser un Mariano Peluffo y laburar para los debates de Gran Hermano.

En fín, hoy voy a hablar de un tema que es el fanatismo en sí... Síndrome el cual se puede definir como "pasión exacerbada, desmedida y tenaz, particularmente hacia una causa religiosa o política, o hacia un pasatiempo o hobby" citando a mi querida Wikipedia, y a ver, no seamos hipócritas, che!, quién no ha sido alguna vez en su vida fanático/a de algo/alguien/nadie?... hasta Facebook promueve el fanatismo sugiriéndonos el hacernos fan de cosas absurdas como "una papa frita". My god.

Logré detectar un par de fanatismos. Algunos mas presentes que otros, pero si en algo todos coinciden es en que son mas nocivos que mirar una marathon de Soñando por Bailar en la TV, con el fan de Wanda al lado llorándote cada dos por tres (una acción muy incentivo-suicida, no?).

Del primer tipo que voy a hablar es del fanatismo común, que es aquel que está consciente de su fanatismo, y vive su vida en torno a él. Se relaciona solamente con personas que compartan su pasión, y uno lo ve embadurnado con objetos encima que denotan cuan fanático de, por ej, Justin Bieber es, sabe la vida y obra del rubio, todo lo que el haga esta bien (si Justin come placenta, todos deberíamos hacerlo) y cuando le hablás de papas y batatas no sabés cómo pero logra que termines hablando de cuántas canas le salieron en la ceja a Justin.. Super interesante. Re.

Otro tipo es el fanatismo mutante, que es aquel que incentiva a los fanáticos a realizar cualquier cosa para poder verse o ser un poco mas como la persona a la que adulan. Si eso requiere injertarse mas hueso en el talón para parecerse a Ricky Fort, o depilarse las cejas hasta que su grosor llegue a medio cm para ser igual a Leito, el Wachiturro, lo hace, y pretende que los demás consideremos que "ese parecido" es de nacimiento y no por haber mutilado su cuerpo y haberse intoxicado con 100 pomos de tintura para lograr el tono de cabello requerido, no way. 
Hay que también tener cuidado con este tipo porque uno deja de reconocerlo en la calle y después cree que lo saludó un completo extraño.

El siguiente tipo, es el fanatismo masoquista, que es aquel que odia a determinadas figuras/series/música/películas pero sin embargo se sienta e investiga acerca de las mismas, recurre a ellas constantemente para descargarse o hacer catarsis, y está obsesionado con algo a lo que "supuestamente" detesta y no tolera. En secreto lo ama. Busca fanáticos de lo intolerable para el, y gasta su tiempo insultándolos o tratando de que cambien su forma de pensar.. Es algo irónico, no?. 
Ojo con estos porque se involucran de tal forma que luego terminan sabiendo mas del tema que los fanáticos "positivos". Y a decir verdad sos mas pesados que tío borracho con corbata en frente en casamiento.

Otro tipo es el fanatismo temporal, estos particularmente logran sacar lo peor de mi (bua, era Soraya Montenegro), not, really, se celebra el mundial de rugby y de repente es fanático del rugby y jugó el deporte desde los 3 meses de edad, mentalmente, siendo primo lejano de Contepomi, o, viene Roger Waters y lo va a ver 5 veces, lo va a buscar al hotel para sacarse fotos, pero le preguntás qué es The dark side of the moon y te contesta que es una película condicionada en la que actuó Pamela Anderson y viaja a la luna para tener sexo con Tommy Lee, dejate de joder. 
Este tipo de fanático logra obtener muchísimos conocimientos de todo lo que "está de moda" en el momento, y sus fanatismos pueden variar desde Selena Gomez hasta las Culisueltas en cuestión de días... horas... minutos.

Uno de los mas peligrosos, es el fanatismo psycho, que es aquel en el que el fanático sabe todo acerca de la persona a la que adula, que puede ser o no famosa. El conocido stalker... el que sabe tu dirección, tus teléfonos, tus e-mails, cuántas muelas de juicio te sacaron, a qué edad empezaste a caminar. Si la persona es famosa, probablemente sepa cómo se llama toda la familia y los días en los que cumple años compre una torta y lo festeje, solo y enérgico. Este fanático es el que acomoda la ropa por color... heavy. 
Lo que hay que evitar del mismo es que no sea otro Mark Chapman para la sociedad, y que se siga reproduciendo.



En conclusión, el fanatismo apesta, saca lo peor de uno mismo y logra que todo lo demás quede en segundo plano... Y apuesto, a que todo lo demás vale muchísimo mas que lo único que se tiene en mente.
Por ello, dejemos de ser tan bolastristes... se los ruego, o quieren terminar así????