domingo, marzo 8

Mi viaje a China / Quinto día - BEIJING-XI'AN

Nos despertamos y llovía. Horriblemente. Mucho. Todo nublado. Un asco.

Nos subimos al mini bus y emprendimos viaje para el Templo del Cielo. Really? El templo del Cielo con esta lluvia? Si.

El Templo del Cielo se construyo en 1420. Entienden eso? 1420!!!!. Entendí que era un lugar mágico porque cuando bajamos del bus ya había parado de llover y el cielo se iba despejando poco a poco. Si eso no es magia, qué es?







Alrededor del Templo hay pasillos techados donde los chinitos ancianos (sería una especie de Pami Asiático) se juntan y comparten juegos tradicionales o bien bailan, o realizan TaiChi.
Son muy simpáticos y te agarran para que bailes con ellos. Yo bailé con uno que me llevaba de un lado a otro y decía cosas que CLARAMENTE no entendí.

El Templo es muy perfecto del lado en el que se lo mire, y esta conservado ya que toda construcción ancestral en China lleva mantenimiento día tras día para que se conserve y se mantenga lo mas parecido a lo que fue originalmente.

Cuando terminamos de recorrerlo todo y sacar fotos desde todos los ángulos fuimos a comer a un resto muy lindo, decorado a lo Chino.. con Budas y muchas estatuas en dorado:



Terminamos el día en el aeropuerto de Beijing. Lo mas gracioso fue que el vuelo anterior con destino Xi'an no había salido y todo el contingente temblaba por miedo a que nos dejen durmiendo en el aeropuerto hasta próximo vuelo. Pero nuestra guía Amelia no sé qué arregló y pudimos tomarlo en tiempo y forma. La mafia China, quién dice?

Llegamos a Xi'an a las 20 hs hora local. El aeropuerto para ser de una ciudad no tan grande pero conocida como la Ruta de la Seda era muy lindo y cuidado. 

Nos subimos a un especie de charter y nos llevaron al hotel. El hotel era antiguo pero lindo, se llama Gran Noble 5* y el wifi solo era gratarola en el hall (todo mal!!!!!). Como la noche estaba hermosa nos animamos a salir porque la ubicación del mismo era buenísima, estábamos a una cuadra del centro de la ciudad.

Xi'an tiene parte de La Muralla en su centro, eso la hace aún mas linda.

La cantidad de gente que nos cruzamos no tenía nombre. Si bien es una ciudad muchísimo mas chica que Beijing tiene mas noche y mas locales abiertos que la gran capital. Por lo que nos metimos en un McDonalds y después de intentar que comprendan que quería una hamburguesa sin condimentos pude cenar y aprender a pedir SIN CONDIMENTOS (era algo así como chau wei pi). 
El McDonalds es exactamente igual que en Argentina, pero 10 usd mas barato!!!!!

Nos dormimos temprano, como era de esperar. De todas formas.. esta vez mucho mas cancheras y dándole pelea al Jet Lag!!!

No hay comentarios: